Ella es tan linda, no puede durar

Después de los recitales del 2008 era difícil pensar que algo podía superarlos, pero llegó Salta. Y si bien la gran mayoría de ricoteros regresaron con el tiempo justo para dormir pocas horas y volver a laburar, seguramente con una risa de mil dientes, imposible de borrar.

Autor: MQP Radio, 19 de septiembre de 2009. Por Carla Aramburu.

El Indio Solari y Los Fundamentalistas tocaron el sábado 19 de septiembre en el Estadio Martearena, Salta capital. Pero la fiesta y la previa arrancaron el jueves (o incluso antes), cuando gran porcentaje de los 200 micros organizados para el show, emprendieron su viaje. En el merodeo por paradores, estaciones de servicio, almacenes y bares. Con las heladeras a cuestas y con las carpas. Copando el camping municipal, los hoteles, la Balcarce (céntrica calle de Salta la linda). Fraternales encuentros entre porteños y rosarinos, entre argentinos y chilenos. “No nos olvidemos de nosotros”. Todas las bandas bajo la misma bandera. Miles de kilómetros para estar en Salta, en la única misa del año.

A las 21.30 se apagaron las luces del Martearena y el Indio sorprendió con Fuegos de oktubre ante 30 mil personas alucinadas que no podían creerlo. Fue así, fue el comienzo de un recital de alto contenido ricotero. En una lista de 26 temas, 15 fueron de Los Redondos. “Me matan Limón”, “El infierno está encantador”, “El arte del buen comer” y para coronar la locura de sus seguidores el Indio tocó el segundo lujo de la noche: “Todo un palo” (dicen que a pedido de Los Fundamentalistas).

El Indio resiste a las etiquetas, al rótulo. Lo mismo ocurre con sus recitales, algunos en su afán de explicarlos, catalogan, y mal. En la radio que se vende como “donde el rock vive”, un conductor opinó que lo que hizo el Indio con Porco Rex no fue una “gira”. Y aquí gracias a Dios uno no cree en lo que oye. Quizás no se considere “gira” la presentación de un disco en vivo prescindiendo del marketing y moviendo multitudes a miles de kilómetros de Buenos Aires.

Pero ladren lo que ladren los demás, el recital del Indio en Salta fue una auténtica fiesta para miles de viajantes seguidores. El recital tuvo un despliegue impecable y Los Fundamentalistas rockeraron fielmente los himnos ricoteros, dejando de lado la categoría de “cesionistas”.

En las coberturas que los medios hicieron del recital, se publicaron datos polémicos con respecto a la lista de temas y a la capacidad del estadio. Algunas crónicas tuvieron errores groseros en los nombres de los temas, adjudicando al Indio uno que es de El Soldado. Pero la indescriptible misa ricotera tuvo lugar una vez mas. Y para contarla, hay que vivirla.

Anuncios