A 30 años de su fallecimiento Los Redondos recuerdan a Luca Prodan #LucaVive

Luca Prodan falleció muy joven. El 22 de diciembre de 1987 lo encontraron -ya sin vida- en su casa del barrio de San Telmo: había sufrido un paro cardíaco debido a una grave hemorragia interna causada por una cirrosis hepática.

#LucaVive no es solo un lema viralizado por la tecnología del nuevo milenio. Luca vive porque nos legó, especialmente, su obra con Sumo. “Luca es un personaje riquísimo. Creo que es, quizá, un artista existencial. Provocó cosas a nivel artístico conmovedoras…”, dijo el Indio al cumplirse 20 años de su partida.

Aunque no eran amigos, existía un cariño mutuo entre los miembros de Sumo y los Redonditos de Ricota. Los grupos también compartían parte del público, que comulgaba con la música y la ideología de ambas bandas.

Desde principios de la década del ’80 Luca Prodan se conocía con Skay, Poly y el Indio. Cuenta la leyenda que Poly comprometió la presencia de Patricio Rey en el Festival del día de la primavera, que se organizaba en el Club Gimnasia y Esgrima de la Plata, el martes 21 de septiembre de 1982. El Indio se negó, alegando que el lema del grupo era “solos y de noche”, es decir, que los Redondos debían tocar en un ámbito teatral y con
público propio, en lugar de la mezcla que se produce en este tipo de festivales. Para cubrir la vacante Poly le pidió a Luca Prodan que reemplazara al Indio en la voz. Luca accedió. También participó del show el saxofonista Roberto Pettinatto, de Sumo.

La leyenda cuenta que por esa época -quizás en los ensayos previos al recital en GELP- Luca escuchó a Solari tocar una canción con un ritmo lento, con una letra muy escueta y le pidió que se la regalara. El Indio accedió, Luca la adaptó a su estilo y la hizo más rockera. Así se incluyó “Mejor no hablar de ciertas cosas” en el repertorio de Sumo.

En un show que el grupo brindó en Trenque Lauquen, en mayo de 1983, Luca reconocía la autoría del tema:

“Bueno, ahora vamos a hacer otra cosa medio castellano (risas)… las letras son de Los Redonditos de Ricota. Un conjunto de La Plata muy underground. Bueno, son underground porque tocan una vez cada tres años… ¡pero son buenísimos! Mejor no hablar de ciertas cosas”.

Solari nunca llegó a tocar este tema en vivo, ni tampoco lo grabó, es por eso que no podemos escuchar esta canción en su versión original. Sumo la incluyó en su álbum “Divididos por la Felicidad”, publicado en 1985, aunque los derechos de autor le siguen perteneciendo al Indio, de acuerdo a los registros de SADAIC.

El encuentro más memorable ente Los Redonditos de Ricota y Luca Prodan se produjo el 23 de mayo de 1987. Esa noche Patricio Rey tocaba en Cemento, en el marco de la gira de presentación de “Oktubre”, editado el año anterior.

Sobre la última parte del concierto Luca Prodan aparece entre la gente y desde la multitud sube al escenario, para interpretar “Criminal Mambo”, a dúo con el Indio. El periodista Alfredo Rosso, presente en el boliche, recuerda que “todos creían que estaba preparado: no way”. Aunque admite que “Luca se mandó en medio de Criminal Mambo.. no subió en cualquier tema”, ya que esa canción tenía poca letra, y por lo tanto era fácil de interpretar para él, que no dominaba el español.

La participación del líder de Sumo fue espontánea: Luca vivía en el microcentro porteño, en la calle Alsina, relativamente cerca de Cemento. Se acercó hasta allí y simplemente se subió al escenario al escuchar los acordes del tema. Una hora antes había ido a saludar a los músicos, y ahí surgió la posibilidad. Al respecto, Solari le contó a Gloria Guerrero; “no había en esa época una cosa ordenada, como ahora. Era muy happening, en general, el asunto. Luca estaba ahí, fue al camerino, estuvimos charlando y pintó…

Luego de los intermezzos en dialecto italiano del Indio, tal cual está registrado en el disco Gulp! (1985), tuvo su momento Luca con su inglés oscuro y gutural, y alternando frases en español forzado (como “Redonditos”), desencadenó eso que alguna vez el periodista Pablo Schanton definió como “Rockoliche”: un tano cantando en inglés en Argentina.
Aquellas personas que inocentemente querían disfrutar de la clandestinidad y el anonimato de un espacio genuinamente rockero, eran testigos de un show imborrable.
Mayo era el mes del cumpleaños de Luca. Moriría el 22 diciembre de ese triste 1987, a los 34 años. Probablemente éste haya sido el último encuentro entre ellos.

Cuatro días después Los Redondos tocaban en Cemento. Sumo y Patricio Rey compartían parte del público. Por eso, en el boliche muchos gritaban:

¡Luca vive! ¡Luca vive!

Esa noche Enrique Symsn brindó uno de sus últimos monólogos con Los Redondos. Con su acidez habitual, eligió recordar a Luca con estas emocionantes palabras:

– ¡Por qué es tan horrible!. Esta mierda… esta mierda… un brindis entonces. El año de ellos se termina. El año de ellos se termina igual. El último año nuestro. Ahora comenzaremos de otra manera. Vamos a contar así… Brindo por los bandidos, por los bandidos que se mueren para ver cómo es morirse…

Público: “¡Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca…!”

Symns: Brindo por los guerreros que murieron defendiendo esta calle. Pero sobre todo brindo por los geniales borrachos…

Público: “¡Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca, Luca…!”

(Comienza a sonar la música de Los Redondos)

Symns: ¿De qué querían… de qué querían que nos muriéramos? ¿De hospitales? ¿De psicólogos ensangrentados? ¿o de vómitos de la montera? ¡No! Vamos a morir con una copa en la mano…

(solo de música de Los Redondos)

Symns: No me acuerdo. No me acuerdo. No creo que ustedes tampoco se acuerden. No estábamos aquí para acordarnos, o para olvidarnos… almas perdidas en este río infinito. Por favor brindemos otra vez por nada, por nada y por nadie. Por nada y por nadie.

(sigue sonando Patricio Rey)

Symns: Nos vamos. No estuvimos aquí para dejar este dibujo y para escribir las letras que hablan (…) Estuvimos aquí por puro placer, porque nos da la gana, ¡por Luca!

(continúa el solo de Los Redondos)

Symns: ¿¿Qué mierda querían?? ¿Que se lo queden… que se lo queden para siempre? Lo nuestro es esto. Nada más que esto. Feliz año nuevo… camaradas, amigos…
(continúa sonando Patricio Rey, hasta el final)

Público: ¡Luca, Luca, Luca, Luca…!

En 2007 el Indio le otorgó una entrevista a la Revista 23, en la que recordó a Prodan: “Luca es un personaje riquísimo. Creo que es, quizá, un artista existencial. Provocó cosas a nivel artístico conmovedoras…” También dijo “Sumo para mi fue una banda de puta madre. Creo que esta personalidad avasallante de Luca se ha comido tipos ingeniosos como Pettinatto, o grandes violeros como Mollo, se los ha fagocitado en una banda que era muy buena realmente, una banda para ir a ver en pubs estupenda. Y reniego un poco de todos los que no recuerdan que Luca no tenía un mango, estaba viviendo de prestado, porque Sadaic no le liquidaba… pero para mi es una banda básica de la época que viví… Luca provocó cosas a nivel artístico conmovedoras”

Hace algunos años Roberto Pettinatto, ex saxofonista de Sumo, recordó una anécdota de aquellos años. Reveló que estuvo muy cerca de tocar como invitado en un show de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, pero no pudo concurrir porque a último momento se organizó un concierto de Sumo para el mismo día. Según Pettinatto, Luca Prodan tenía algunos celos, y lo amenazó: “si vos te vas a tocar con ellos, acá no tocas más”.

En el video, también recuerda como nació la canción “Mejor no hablar de ciertas cosas”.

Finalmente, les compartimos este video inédito: “Acordémonos de Luca”, le pide el Indio a su público, durante el recital que Los Redondos dieron en Lanús, en 1992. Faltaban pocos meses para el quinto aniversario de su fallecimiento.

A 30 años Luca Vive en nuestros corazones!

Anuncios