Amok! Amok!

LETRA

Llegó el «Telejuego con Chamanes»
que puede curar todos tus males
Pata de palo, parche en el ojo que nos ve
Si vas apaleado o muy asexuado, sanarás

Al fin! ¡Sean bienvenidos todos
al show de la linda fe sonriente!
Nos merecemos bellos milagros
y ocurrirán…
(y los sermones más felices que hay!)

Amok! Amok! vas a gritar
A vos vengarte te hace bien!
Amok! Amok! Matar! Matar!
Tu perdón llega al sintonizar

Los gusanos siguen siendo fieles
a toda la carne que se muere
Vos te reís desde tu pantalla personal
(un puritano virtuoso y carnal)

Amok! Amok! vas a gritar
A vos vengarte te hace bien!
Amok! Amok! Matar! Matar!
Tu perdón llega al sintonizar

APARECE EN

Más info sobre la canción!

Amok! Amok!

Roza el tema de los predicadores, ese engaño que la gente acepta muchas veces a sabiendas. Claro, a diferencia de los católicos los evangelistas, invierten, le ponen guita encima al espectáculo: El show de la linda fe sonriente. Pero ese tipo los está cagando siempre. Que te ayude a vivir uno de esos santones de la autoayuda, todos impresentables… ¡Prefiero pegarme un tiro!
En esos telejuegos no puede haber ningún tipo de sanación, de santidad. Más bien todo lo contrario. Quien cree en algo así tiene una necesidad tan grande, un dolor tan descomunal, que nadie estaría en condiciones de comérselo.
Vos te reís desde tu pantalla personal… Muchos católicos son puritanos pero se cogen a las secretarias. Andá a saber qué estaba mirando en esa pantalla personal: la guerra, una mina en pelotas cogiendo con un negro… Todo lo que está prohibido se les convierte en entretenimiento.
Salió del amigo loco, el escritor Antonin Artaud. Creo que Borges también dijo algo sobre la cuestión. Amok es como un grito de locura, provocado por la larga exposición a una situación crítica. Según la mitología de los indios algonquinos de Canadá, existían criaturas como el Wendigo, dadas al canibalismo; una derivación, imagino, de las historias de gente perdida en la nieve y los bosques interminables que se vio compelida a comer cualquier cosa para sobrevivir. Otras historias que circulan por esos lares hablan de tipos que, después de trabajar demasiado en esos bosques sin fin, se meten en la espesura por propia voluntad y no se los encuentra nunca más.
El grito “amok” es oriundo de las islas de Java, o algo así. Los tipos entran en una especie de fervor asesino y empiezan a matar sin parar.
Al final dice: Los gusanos siguen siendo fieles… Es que alguien tiene que ser fiel, a fin de cuentas. Mirá dónde tuve que ir a buscar la fidelidad…

Indio Solari en conversaciones con Marcelo Figueras. Este texto forma parte del capítulo 24 del libro autobiográfico Recuerdos que mienten un poco (Bs. As, 1era. edición, Editorial Sudamericana, 2019).

Ficha técnica:

Disco: Pajaritos, bravos muchachitos
Indio Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado
Duración: 05:10

Música, letras e ilustraciones por El Fisgón Ciego. Con excepción de “La Pajarita Pechiblanca” compuesta e interpretada por Dawi – Bucciarelli – Sidotti con letra y canto de El Fisgón Ciego.

Gaspar y Baltasar: guitarras
Marcelo: bajo
Hernán y Martín: tambores
El Fisgón Ciego: teclado, ruido y voces
Sergio Colombo: saxo
Miguel Tallarita: trompeta
Alejandro Elijovich: violín
Hernán y Martín: Edición e ingeniería.
Dig-it en arte y formato de tapa: Matías
Misericordia y compasión: Julio

Grabado, mezclado y masterizado en Luzbola
Dedicado al inimitable Iche Gómez
LUZBOLA©2013

Versiones en vivo, covers, rarezas:

Anuncios