Veneno paciente

LETRA

Me cansa tener gente alrededor
si no meto un trago llega el malhumor…
Mentiras amables, veneno paciente
y nada de lo que supimos desear…

¿Desde cuando sos tan sensible vos?
taco alto y chablís eran tu confesión.
Y pronto empezaste a ser un recuerdo
y nada de lo que me gusta extrañar…

Los problemas saben, siempre, donde estás
con tus trucos viejos, de zorra, besás.
Vestida de lino, de lino bonito
y nada de lo que supiste lucir…

Hasta donde sé, ya no bebo más…

APARECE EN

Más info sobre la canción!

Veneno paciente.

La elegí para cantar con Andrés Calamaro, que aparece presentado como el Inefable Señor Gama Alta.

En el disco vos figurás como Monsieur Sandoz.

Es una referencia a los laboratorios donde Albert Hofmann —el tío Albert— sintetizó el LSD.
Si tuviese que elegir cuál fue el cambio que marcó mi apreciación de la vida de modo más profundo, no me quedaría con los libros ni con el zen sino con la psicodelia. Yo creo en los buscadores de la verdad, más que en los que dicen encontrarla; y el tío Albert fue uno de esos. Los tipos a los que he admirado de verdad estaban muertos o estaban lejos, me ha tocado admirar poco a la gente que tenía alrededor. Lo máximo que he conseguido es acercarme a gente que estaba perdida como yo. Perdida en el buen sentido, claro…

La letra de Veneno paciente es un tanto misantrópica: Me cansa tener gente alrededor / Si no meto un trago llega el malhumor…

Todo bohemio tiene un momento en que no soporta a nadie. Pero es un estado de ánimo que está exagerado, obvio. Era un relato, no me había dedicado a la bebida ni me costaba trabajo soportar mi vida.

Me encanta el verso que dice: Los problemas saben siempre dónde estás.

Y, a algún ser uno tiene que bancarse, casi siempre… Por eso hay un velado  reproche dirigido a una persona, ahí le pregunto: ¿Desde cuándo sos tan sensible  vos? Se trata de un personaje al que pinto como frívolo: Taco alto y Chablis…

Indio Solari en conversaciones con Marcelo Figueras. Este texto forma parte del capítulo 22 del libro autobiográfico Recuerdos que mienten un poco (Bs. As, 1era. edición, Editorial Sudamericana, 2019).

Cuando Lito Vitale armó esa producción donde tantos cantaban temas de otros, yo dije que sí. Y lo único que se me ocurrió cantar fue El salmón. Me gustaba la letra, está buena. Aunque lo hicimos un poquito más rockero. Después, como devolución de gentilezas (Andrés Calamaro) vino a cantar a un show mío en La Plata: hicimos El salmón, Esa estrella era mi lujo y la que había grabado para mi disco Porco Rex, que se llama Veneno paciente. Hermosa canción, me gusta mucho. La voz de él va al frente y yo me sumo como coro en la misma tesitura y en el mismo carácter, suena como una reverberancia de la voz de Andrés.

Indio Solari en conversaciones con Marcelo Figueras. Este texto forma parte del capítulo 16 del libro autobiográfico Recuerdos que mienten un poco (Bs. As, 1era. edición, Editorial Sudamericana, 2019).

Esta canción la canta a dúo con Andrés Calamaro, a quien en los créditos del disco menciona como «el inefable Señor Gama Alta». Solari se hace llamar «Monsieur Sandoz». Leer La increíble fábula del Indio y el Salmón, Diario La Nación, febrero de 2008

Ficha técnica:

Disco: Porco Rex
Indio Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado
Duración: 04:24

Indio insiste con Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado en este álbum orgánico, abyecto y destinado al karaoke llamado PORCO REX.
Música, letras y arte de tapa por Monsieur Sandoz.
Martín Carrizo y Hernán Aramberri se desempeñaron en la ingeniería y en las funciones pesadas.
Monsieur Sandoz: arreglos, producción musical y sonidos inorgánicos.

Gaspar Benegas y Baltasar Comotto: guitarras principales.
Marcelo Torres: bajo.
]Hernán Aramberri y Martín Carrizo hicieron sonar los tambores.
Alejo Von Der Pahlen: saxos (alto, tenor y barítono)
Ervin Stutz: trompeta, flueguehorn y trombón.
Déborah Dixon: coros en “Y mientras tanto el sol se muere” y “Te estás quedando sin balas de plata”.
Monsieur Sandoz: teclados, alguna guitarra y voz principal

Cantan “Veneno Paciente” el inefable Señor Gama Alta y Monsieur Sandoz.
Aquí, allí, en todas partes y en algunas guitarras también: Julio Saez.
Dig-it en arte y formato de tapa: Martín Requeijo.
Grabado, mezclado y masterizado en Luzbola.

La soledad es el campo de juego de Porco Rex.

Dedicado a Nano y Alejo con excepción de “Y mientras tanto el sol se muere” que es una canción de amor para Viruta.

Versiones en vivo, covers, rarezas: