Skay en República Cromañon (La Web de Skay, julio de 2004)

Histórica presentación de Skay en República de Cromañon.

Autor: La Web de Skay. Redes sociales: Twitter / Facebook / Web / Fecha: 23 y 24 de julio de 2004. Por Julio Caravajal.

FECHA: 23 y 24 de Julio de 2004
LUGAR: 
República Cromagnon
CANTIDAD DE PERSONAS: 
4.500 (ambos días)
DIRECCION: 
Bme. Mitre 3060 – Capital Federal 
INICIO SHOW: 
22:05 hs.
FINALIZACION: 
24:00 hs.

VIERNES 23

Esta vez, y despues de soltar la amarras y desplegar las velas, el destino era República Cromagnón. Afuera la lluvia era insesante, asique apuramos el paso para entrar, y luego de ser INTENSAMENTE revisados (hasta con detector de metales!!!), ya estabamos dentro del recinto, que promete comvertirse prontamente en un de los templos de Capital Federal. Las banderas de siempre ya colgaban de los balcones y la concurrencia era llamativamente escasa, sobretodo sabiendo que faltaban no mas de 15 minutos para comenzar el show.

Vayamos al show!!…

22:05 comienza a sonar Kazzo, se apagan las luces y sube la banda para arrancar con Sindrome del trapecista, el capitán saluda, para luego seguir con Memorias de un perro mutante. El Flaco estaba particularmente contento y lo demostraba despues de cada tema en donde, literalmente, se cagaba de risa y demostraba estar disfrutando. Abajo, a pesar de no ser tanto como otras veces, la gente se hacia sentir. Siguen con El pozo de la serpiente y Alcolito. El sonido era excelente y la banda sonaba ajustadísima.

Luego fue la hora de la primera aparición «redonda»: El infierno esta encantador esta noche en donde se encendieron las 2 primeras bengalas de la noche y provocando el primer «…solo les pido que se vuelvan a juntar…», que se hizo masivo.

Kermesse sigue en la lista para luego darle paso al ya no tan nuevo Dragones, el cual tuvo algunos mínimos retoques en relación a las otras veces que lo hicieron. A esta altura el lugar ya era una caldera y quedaba demostrado en la camisa totalmente transpirada del flaco!!…

Con los ojos cerrados le da respiro a la noche. Continuan con otro estreno: Golem de Paternal, que sencillamente se puede encacillar en una mezcla de rocanrol y rock bien potente, que seguramente será himno en breve…

«Paramos 10 minutos y volvemos», anuncia el flaco.

La segunda mitad arranca con dosis «redonda» bien al mango: Nene nena le abre paso a la ya conocida presentación de los musicos y a uno de los puntos más alto de la noche: Todo un palo para seguir con la version de Roto y mal parado.

Después de la seguidilla el flaco anuncia otro tema nuevo: La ley del embudo («…el embudo lleva a la estupides a mas estupides…»), otro rock bien potente, que sería el último estreno del show.

Entre el cielo y la tierra, Astrolabio, La parka, La Grieta van anunciando el final, y ahi cuando llega el «vamos a hacer el último tema» por parte del flaco que, por supuesto, recibió la calida desaprobacion!!, sonó Lagrimas y cenizas en donde la banda abandona el escenario para volver en no mas de 3 minutos.

«… Violencia es mentir…» volvió a estremecer a todos los presentes de la mano de Nuestro amo juega al esclavo, seguida de Genghis Khan en donde al finalizar el flaco llama a la banda y saludan, recibiendo por parte de la gente el emocionante «…JI JI JI…» con puños bien arriba, provocando una sonrisa de oreja a oreja en la cara del capitán y da la «orden» de hacerla.

Como siempre, el pogo mas grande del mundo volvió a desatarse entre bengala, empujones y caídas.

Fue un gran show acompañado por, a pesar de no ser muchos, un público que cantó y agitó en todo momento!!!.

SÁBADO 24

Al igual que ayer, la noche nos obligaba a «navegar tempestades» y a apurar el paso para no empaparnos. Adentro, siendo las 21:45, ya se escuchaban los primeros cantos «redondos», el humo hacia invisible el escenario y las banderas (las de siempre y algunas nuevitas) desbordaban los balcones. Los minutos pasaban y el lugar se comenzaba a llenar de a poco, superando en gran cantidad a la concurrencia del viernes.

La hora pactada eran las 22, pero diferencia de ayer (y de siempre), esta vez no hubo puntualidad, lo que hacia que se repitieran los cantos y el agite.

22:45 se apagan las luces y se mantienen asi durante 5 minutos, hasta que los músicos comienzan a tomar posición y por último hace aparicón Skay con maraca y micrófono en mano.

«Bienvenidos al Mar de los Sargazos» dispara desde el micrófono distorcionado y comienza el loop de Genghis Khan, en donde al principio flaquea en poco la guitarra del capitán pero a nadie le interesaba, la marea humana avanzó y se prendió en la Kermesse que nos estaban ofreciendo. Siguen con El pozo de la serpiente.

El flaco se acerca el micrófono y lo prueba («…ah, oh, ah…»), para luego darle paso al Dani Colombres que acribilla los parches y da comienzo a Nene nena, desatando el primer gran pogo y la primer bengala de la noche.

Cambio de micrófono, el flaco lo prueba, y seguimos viaje.

Había que enfriar la caldera y para eso llega Alcolito (para quien estará dedicada!!??), y luego Memorias de un perro mutante que sale con una furia envidiable.

Otra vez se notaba que, tanto el flaco, como la banda, lo estaban disfrutando muchísimo, y eso quedaba demostrado en las constantes miradas acompañadas de sonrisas entre ellos!!

«…Son por acaso ustedes hoy un público respetable?…» nos pregunta el capitán de la mano de El infierno está encantador esta noche desatando el agite, el encendido de otra bengala y dandole paso a uno de los estrenos del dia anterior: El golem de paternal que ya invita al pogo y promete convertirse prontamente en himno.

«Paramos 10 minutos y volvemos».

Regresan a escena y comienza el deleite, dandonos al igual que ayer, tres buenas dosis de «redonditos de ricota»: Nuestro amo juega al esclavo que eriza la piel al grito de «…violencia es mentir…», le da entrada a la excelente version de La bestia pop. Luego comienza a tocar la banda y el flaco nos dice «les voy a presentar a la tripulacion…» en donde cada uno se lleva el reconocimiento mas que merecido. Y comenzamos a llamar al gato con silbidos al mando de Todo un palo en un versión excelente.

«Vamos a hacer otro tema nuevo que presentamos ayer, que dice masomenos asi» y le da entrada a La ley del embudo, que es otro gran rock.

Síndrome del trapecista vuelve a desatar la locura que se calma rapidamente con Entre el cielo y la tierra, Con los ojos cerrados y Lágrimas y cenizas, dándole respiro a una noche que venía bastante agitada.

Pero sin pensarlo abren La grieta y, a pesar que la viola del flaco volvió a fallar un poquito, sono potente como siempre. «Vamos a hacer el último tema» nos anuncia el capitán y empiezan con la siempre emocionante Astrolabio, que aleja a los músicos hacia el tunel de salida, pero en el camino regresan.

Se nos venía el final encima, y no podía ser mejor. Caña seca y un membrillo primero invita a bailar a La parka en donde la banda se junta en un abrazo y saludan al público que gritaba «…JI JI JI…», provocando las miradas y las sonrisas entre ellos y el grito del Dani Colombres de «vamos» mientras corre hace la bata.

Y por supuesto Jijiji estremeció el lugar ante la cara se alegria de Skay que en más de una vez dejo de cantar ante un público que lo hacía de manera ensordecedora.

Asi se llega al final de un gran show, que deja a la clara que a esta banda es muy dificil encontrarle un pifie y en donde se ve que tanto arriba como abajo del escenario se disfruta demasiado. Del flaco, que decir?.

por Julio Caravajal
jacarvajal@fibertel.com.ar

Anuncios