Alien Duce

LETRA

Alien Duce adornó tu esclavitud
y en un edificio en llamas te encanó.
¡Nadando en ese minestrón
va Porco Rex a Porno Rock!

Si su look «bola de efectos» te palmó
y recoges tu hígado desde un rincón.
¡Flotando en ese minestrón
va Porco Rex a Porno Rock!

Va escribiendo su evangelio
en los tickets de Carrefour.
Es el pequeño gran matón de la Internet.

Alien Duce dice desde la TV
que no quiere estar jamás en la TV.
Lo sobrevuela un gavilán
que se hace pasar por él.

El Alien Duce
chupa y escupe al fin.
Para Alien Duce
Dios es digital…

APARECE EN

Más info sobre la canción!

¿Quién es Alien Duce?

Ese es un poco uno, también. Por eso el artista de verdad no puede ser nunca militante. Porque si no podés decir cosas terribles de vos mismo, empezás a
esconderte, a mentir, a disimular que sos un burgués al que le gusta el buen vino.
Ese tipo que Va escribiendo su evangelio / En los tickets de Carrefour. Y eso no tiene sentido: arruina toda la gracia del proceso creativo. Lo que uno imprime en la sociedad debe ser tan provocador que salte por encima de las debilidades técnicas que uno tiene para hacer lo que hace. Eso es lo que le confiere su carácter estético.
Me gustan esos versos… Alien Duce dice desde la TV / Que no quiere estar jamás en la TV. Era una forma de reírme de la conferencia de prensa de Olavarría,
después de haber despotricado tanto contra la televisión. Pero en esa ocasión no quedó otra que ensuciarse las manos. Ojo, fue debut y despedida. Porque si le tomás el gustito, cuando te querés acordar sos un pequeño hijo de puta.
El escenario te confiere, inevitablemente, cierto poder. Eso de que te enfoquen todas las luces, de que el micrófono esté en tus manos… Lo primero que me dice la gente cuando me encuentra en persona es siempre lo mismo: Pensé que eras más alto… (Ríe.) Tienen necesidad de verte inmenso, uno se transforma en la corporización de las necesidades de miles de personas que reclaman que alguien se calce ese chaleco. Y ese alguien puede ser el borracho más loco o un capo de la mafia de Miami. Pero, por suerte, la clase de cariño que me transmite el público — un cariño que va más allá de la música, que la excede—, es de los que ayuda a que te arrimes a tu mejor parte y no a la peor. Por eso, desde el escenario yo no soy de los que dice El sol va a brillar… Más bien soy de decir: Yo también estoy en el fango, el mismo fango en que, más allá de diferencias circunstanciales, estamos todos. No me presento impoluto, como alguien que forma parte de otra clase o categoría. Es lo mismo que hago en las letras de las canciones: cuando meto a un personaje en el barro, me meto yo también.
Pero Alien Duce siempre es una tentación. La clase de sujetos que da para amante, pero como novio, no future. ¡Menos mal que no prosperó!
Ese es el tipo para el cual Dios es digital… Yo ya tenía esa cosmovisión desde hacía tiempo. La idea de que no somos nosotros los que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, sino al revés: Dios es una creación humana, hecha a imagen y semejanza del hombre, y por eso es falible.
Eso explica también que la noción de Dios haya ido cambiando tanto a lo largo de la historia: lo estamos haciendo nosotros, es un Dios prematuro y por eso lo vamos corrigiendo, adaptando a las necesidades de cada época.
Me acuerdo de una vez, hace mil años, en que iba con mi hermano en su auto y por la radio anunciaron que el Papa había dicho que el limbo no existía más. ¿O era el purgatorio…? En fin, aproveché para mofarme un poco de mi hermano, que como buen milico era recatólico: ¿Ves que hacen con Dios lo que se les canta el culo?
A eso me refiero también en El árbol del Gran Bonete, cuando digo: Un dios nuevo, mejor hecho y / bajo nuestro pulgar.

Ahí aparece Porco Rex por primera vez…

Es un rey al que llevamos a la clase de porcarata, de porquería, que hacíamos nosotros. Arrastrado al barro, bah.
Nunca quedé conforme con la tesitura que elegimos para este tema. Me hubiese gustado darle una textura más punk.

Indio Solari en conversaciones con Marcelo Figueras. Este texto forma parte del capítulo 18 del libro autobiográfico Recuerdos que mienten un poco (Bs. As, 1era. edición, Editorial Sudamericana, 2019).

Ficha técnica:

Disco: Último bondi a Finisterre
Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota
Duración: 03:15

Todos los audio-games contenidos en este soporte fueron construidos por Solar Soler y Zutano, quienes comparten sus derechos autorales con Sopapa, Viridio, Beilinson y Solari.

Tambores: El hijo de Dios
Bajo: El guerrero audaz
Saxo: El que guarda y proteje
Guitarras y artificios: El que gobierna para la paz
Voz, chapas y artificios: El varón viril y de gran fuerza
Operador de artificios: Hernán Aramberri
Violín: Sergio Poli
Trompeta: Juan Cruz Urquiza
Piano: Lito Vitale
Gunboat: Eduardo “El niño” Herrera
Sanador: Mario “the healer” Breuer
Artilugios: La celestial
Postales virtuales: Rocambole

Concepto de contenedor: Cybergraph DCA / Grafikar
Tecnoforma de prototipo: O. Rojas Fonum
Operación cybergráfica: J. M. Moreno / S. Reyes
Producido por: Patricio Rey Discos
Distribuido por: DBN

Versiones en vivo, covers, rarezas:

Anuncios